«

»

abr
15
2010

Teoria y Realidad en la gestión de la Violencia de Género

Estos últimos días me estoy tropezando con la gestión de casos de violencia de género. Y una vez que hablas en vivo y en directo con afectadas no sorprende tanto que estén muriendo dos mujeres por semana y haya centenares de denucias sin solucionar por casos de violencia de género. No me sorprende -porque no me pilla desprevenida- pero me escandaliza, me preocupa, y sobre todo

ME CABREA.

El fin de semana se terminaba la orden de alejamiento que pesaba sobre el ex marido de una conocida. Dos años ha estado esperando el muchacho para ir a tocar a la puerta de casa y decirle: “ya puedo ir donde quiera. Y quiero hablar contigo”. A lo que ella ha respondido: “ya lo sé. Y yo no quiero hablar contigo”.

¿Qué va a suceder a partir de ahora?, ni idea, pero no tiene buena pinta. ¿Y que puede hacer ella?. Nada

Tampoco es para echar en saco roto el caso de Carmen -me permitiréis que me invente los nombres-. Se casó, y como los pisos en Bilbao eran requetecaros se fueron a Castro, que eran algo más asequibles, y les daban crédito. Total que después de un tiempo de relación, viendo que la cosa no funcionaba, Carmen le comentó a su compañero que como la cosa no iba, pues que era mejor dejarlo. A él, aparentemente una persona tranquila, se le nubló la vista, se acercó al aparador y tomó una KATANA de las que coleccionaba. Con su mejor katana intentó partir a Carmen. Carmen se escapó y vive con una pulsera GPS. Él está en la cárcel.

Sin embargo, el juez ha decidido que no hubo intento de homicidio y en breve quedará en libertad. Carmen, por su parte, ha regresado a Bilbao con su familia. A su hermana pequeña le han descubierto un cáncer en fase terminal, y ella se encarga de acompañarla en este trance. Como tiene un piso en Castro -que ha puesto a la venta- y no ha estado empadronada en Bilbao hasta ahora, no tiene ningún derecho a nada hasta dentro de 6 meses, en el mejor de los casos.

Los servicios sociales la derivan al INEM, y las amigas buscan sprays de protección para cuando salga su ex de la cárcel, vuelva a Bilbao con su familia y presumiblemente la busque. ¿Y que puede hacer?. NADA.

Aunque me siento atada, estoy trabajando en una iniciativa que pueda desbloquear estas situaciones, pero es dificil. Es dificil porque las leyes se diseñan con claúsulas para protegernos de la picaresca y del fraude. Entiendo y comparto el DEBER DE SER garantistas, estoy deacuerdo, pero hay que ser garantistas con todas las partes. Y muchas de esas claúsulas están bloqueando la gestión de la realidad.

No se pueden atender a casos reales de violencia de género por culpa de claúsulas impuestas… por si acaso.

No se pueden atender casos urgentes porque los servivios sociales están saturados con burocracia.

2 comentarios

  1. robertoC escribió:

    Impresionante. Las personas no deberían estar al servicio de la burocracia, sino al revés.
    .-= robertoC´s last blog ..Borbón Rey se carga al rey Borbón =-.

  2. Ilegorri escribió:

    Eso mismo pienso yo, pero…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CommentLuv badge

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.