«

»

nov
06
2007

Jornada sobre Juventud y Ciudadanía

Hoy he tenido la suerte de asistir a la jornada que organizaba el Consejo de la Juventud de Euskadi en Vitoria-Gasteiz.

Para no perder la costumbre, me he vuelto a sentir fuera de sitio, pero poco a poco, como una es muy sociable, me he integrado, y sobre todo, me he contagiado de juventud. Ah, juventud, divino tesoro…

Por causas ajenas a mi voluntad, he llegado algo tarde. Cuando he entrado en la sala había un grupo muy amplio de personas dispuestas en círculo. Para vernos bien las caras. Y el ponente, excelente divulgador, nos pregunta ¿qué imagen tienes tú de la juventud?, hala, asi, casi sin desayunar. Entendedme, rodeada de jóvenes, -que conocen lo que son-, y de técnicos especialistas en juventud -que no paran de hablar y estudiar sobre el tema-, me sentía ligeramente desplazada. Además, yo era la única “política”.

Pero, incluso a esas horas, soy capaz de armarme del coraje suficiente para decir cuatro barbaridades sobre lo que sea. Y creo, que al final he podido explicar en un parrafito mi imagen de la juventud. Imagen que ha mejorado con el tiempo, porque mi último contacto con este colectivo, fue en un colegio privado, dando clase de Historia a adolescentes. Experiencia irrepetible, irrepetible de verdad porque en la vida me vuelvo yo a ver en una igual.

Con el tiempo, que todo lo cura, mi visión sobre los jóvenes ha mejorado. Un poco. Y con el entrenamiento que tengo para hablar en público, los he descrito ¡sin insultos!.

En serio, creo que, se trata de un colectivo hiperprotegido (por el mundo adulto en general), que tiene ansias por ser independiente, por supuesto sin perder la protección -en eso han salido inteligentes-. También tienen, por condición natural, capacidad para sorprender, y comprometerse. Considero esto como algo consustancial al hecho propio de ser joven. Y lo planteo en forma condicionada, porque, como todas las personas, el compromiso existe si hay centro de interés.

En fin, un colectivo, al que protegemos de tal forma, que hemos ahogado sus iniciativas. “No hace falta que pienses, ya pienso yo por ti”. Así que, cuando piensan nos sorprenden. Y los demás tenemos que repensar los modos de participación, pero sobre todo los modos de relación con la juventud.

2 comentarios

  1. Manu escribió:

    Un tema interesante, ¿cómo somos los jóvenes? Yo tengo 24 años, así que creo que cumplo el perfil…
    Nerea no sé, a mí siempre me ha resultado curioso esto de que los jóvenes seamos un colectivo y los adultos no.
    Me explico, no creo que seamos ni más ni menos diversos que el resto de arcos de edad de la sociedad, somos comprometidos o no, consumistas o no, de izquierdas de derechas o nos da igual, trabajadores o no, pero ninguno de esos rasgos es inherente a la juventud.
    Lo de la sobreprotección viene más bien del tipo de sociedad que estamos construyendo, en la que los modelos educativos no nos tienen como sujetos activos de nuestro propio desarrollo, y fuera de la escuela, impera la sociedad del bienestar, del cómodo bienestar, una sociedad de consumo en la que sólo se necesita dinero para comprar comodidad.
    Pero a esto también se están adaptando los adultos de hoy, y los niños. Este es un problema de apatía social, de la cultura de la no participación, y atañe a todos los grupos edad, ahora bien, los adultos como históricamente lo han hecho siempre sobreprotegen a los hijos, lo cual en una sociedad como la actual se eleva a la enésima potencia. ¿Malo? Pues empecemos a transformar la sociedad en su conjunto.

  2. Nerea escribió:

    Perdona esta deformación profesional, es que siempre hablo por colectivos, agrupaciones…
    Estoy muy deacuerdo con la heterogeneidad de la juventud, pero también los agrupamos porque tienen unas necesidades y una realidad concreta, como los adultos y adultas por franjas de edad, o los niños y niñas.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CommentLuv badge

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.